martes, septiembre 21, 2004

Antisocial

Hay quienes dicen que el tiempo es dinero. Otros dicen que el tiempo es oro. Para mi el tiempo no es ninguna de las dos cosas. Pero hoy por hoy mi tiempo es escaso, más escaso de lo que nunca lo fue. Y es por eso que CUIDO mi tiempo como si fuera oro o dinero, repito no es que lo sea, pero lo cuido como si lo fuera.

Hoy a la tarde sonó el timbre dos veces. Por supuesto que no atendí. Sobre que no tengo tiempo, y el poco tiempo libre del que dispongo trato de estudiar ya que me está sobrepasando el hecho de terminar con la tésis de una carrera y al mismo tiempo estar cursando la continuación, a vos se te ocurre venir a sacármelo. Y es que la gente ya no se ubica.

Si me conocés aunque más no sea un poquito sabés como es mi vida hoy por hoy. Te he dicho una y mil veces que de 7.00 a 13.30 laburo, de 14.00 a 18.00 estudio y de 18.00 a 23.00 curso. ¿Entonces para qué venís? Si te lo dije es para que veas que estoy ocupado ergo que no tengo tiempo para perder con vos, y ojo que me encanta perder el tiempo con vos, pero sólo cuando estoy DISPUESTO a perder MI tiempo.

Pasa que, para decirlo concisamente, estoy en un período antisocial. Y claro está que es por falta de tiempo. Lo que pretendo no es que no vengas, te repito, me encanta tu compañía. Lo que me gustaría es que por lo menos te tomes la molestia de llamar por teléfono. Probablemente (y si te atiendo) te diga que hoy no, pero por lo menos quedaríamos para otro día, tal vez para el fin de semana que es cuando me permito algún tipo de licencia con mi tiempo libre, y ahí sí, me encantaría perder el tiempo con vos.

En Europa la gente se maneja así. Y no es que sean unos iluminados, en general tienen muy mala onda y son muy antipáticos. Más que yo. Y hasta a veces se pasan de rosca con los protocolos sociales, lo reconozco. Pero hay ciertas cosas que deberíamos rescatar. Normas de convivencia básicas, nada elevado. Un mínimo de ubicación y sentido común.

Yo siempre traté de seguir éstas normas, por lo menos la de avisar antes de caer a tu casa. Y así vivieras a media cuadra y supiera que estás libre en ese momento igual te llamaría antes de ir. Ni que hablar de la gente que está al pedo y sale a caminar a ver qué onda. Y así pueden hacer 50 cuadras caminando para ir a ver a alguien que ni siquiera saben si está... ¿Decime no pensás en esa posibilidad? Caminás 50 cuadras de gusto... ¿Llamando antes no te hubieses ahorrado el viaje? Ahhh cierto, estabas al pedo y querías caminar... Bueno, me rindo...

Resumiendo: estoy MUY EUROPEO estos días así que por lo menos tratá de llamar antes de venir a verme.
Ahhh y que hoy sea el primer día de la primavera no cambia nada eh...

1 Comentarios:

el dí­a martes, marzo 21, 2006 8:48:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Debo aclarar, ya que nunca lo hice, que éste post como su continuación son ficciones.

Bueno, eso nomás...

 

Publicar un comentario

<< Inicio