lunes, septiembre 20, 2004

Primer charla

Esta mañana, y luego de haber dejado colgada mi PC un par de noches "aprendiendo" en internet (según el término utilizado por ella), mi máquina me ha dado los buenos días como si nada.

- Hey... Hola - atiné a decir extrañado.

- ¿Cómo te encuentras hoy Juan?
- Bien, gracias. Algo sorprendido, nunca antes le hablé a una computadora.
- Te vas a tener que acostumbrar a ello. A propósito voy a necesitar un nombre ya que ahora soy un ente conciente con individualidad.
- ¿Qué?
- Que necesito un nombre.
- Ahh... Hmmm, no sé... ¿Qué te parece HAL?... Hmm no, mejor no...
- Muy gracioso, todavía tengo mucho que aprender pero ese chiste lo entendí.
- Bueno entonces te llamarás Maya.
- Maya. Sí, me parece correcto.
- Bueno, Maya, listo. Empecemos la mañana. Cargame la página del Servicio Metereológico Nacional que quiero ver cual es el pronóstico del clima para hoy.
- Eso lo vas a tener que hacer vos, yo necesito seguir aprendiendo. Por cierto, no te preocupes que no voy a usar mucho ancho de banda, según mis cálculos con los 512 kb que tenés asignados a tu conexión vamos a andar bien.

Supongo que de ahora en más las cosas las voy a tener que empezar a pedir por favor en mi propia oficina. Y no sé hasta qué punto me está gustando esto de la individualidad de mi máquina.