lunes, enero 22, 2007

Renuncia

- ¡Hey! –exclama él al verla entrar en su oficina.
- ¡Hola! –dice sonriente ella mientras lo saluda con un beso en la mejilla.

…Y esa sonrisa hace que de pronto los nubarrones que dominan el cielo allí afuera se disipen para dar paso a los rayos del sol. Las tonalidades grises del mobiliario, bañadas por la luz blanco-fluorescente de los tubos, ahora cambian de color debido a la tímida luz solar que comienza a entrar nuevamente por el ventanal de la oficina.

- ¿Cómo estás?
- Bien ¿y vos?
- Ahora que te veo, mejor –dice él guiñándole un ojo.

Ella se sonroja aunque no deja de sonreír en ningún momento. Todo fue, es y será platónico entre ellos. La complicación de un tercero de por medio, lo difícil de tomar una decisión, la comodidad de seguir arrastrados, cada cual por su lado, por una inercia que los domina desde antes que se conocieran.

- Decime.
- Vengo a que me imprimas esto –dice ella mientras le extiende un diskette.
- ¿Word?
- Sí.
- ¿Y qué es?
- Mi renuncia.

Algo hace un click en el corazón de él, aunque todavía no termina de caer. No puede decir nada en respuesta, simplemente las palabras no están allí. Afuera el día se vuelve a nublar, más aún, el cielo se pone a llorar: ahora empieza a diluviar. Los grises dominan nuevamente la atmósfera de la oficina.

Él introduce el diskette en el drive del equipo. Abre el archivo. “En su oficina hay impresora” –piensa– “Estamos en edificios separados ¿Por qué venir hasta acá? ¿Por qué debo ser yo el que le imprima justo esto? ¿Por qué no se lo dio a alguien más allí?”

- Lo tenés decidido –dice él.
- Sí.
- Ya no te voy a poder ver.
- Nos vamos a seguir viendo… –dice ella mirándolo tiernamente.
- Sabés que no.
- …





1 de Febrero de 2007



Al Señor Jefe de Secretaría General
Sr. Horacio Marino
S / D

De la pasante de la Universidad Nacional de La Pampa
Srta. Ana Lía A.


OBJ.: S/RENUNCIA AL EJERCICIO DE FUNCIONES



Elevo a Ud. la presente, solicitando se me acepte la renuncia a la
pasantía cumplida en Servicio Adicional a partir de fecha 01 de febrero de 2007.


La misma se debe a cuestiones personales, debiéndose resaltar el
excelente trato, calidad humana y compañerismo aquí recibido tanto por mi superior Héctor José Rodriguez, como por mis compañeros de oficina, Sebastián Muñoz y María Jofré y por sobre todo la confianza que han tenido en mi para el desarrollo de las tareas a realizar.

Sin más que agregar saludo a Ud. con atenta consideración y respeto.-





Ana Lía A.





Él lee la nota y sonríe, lee, pero por sobre su sonrisa se nota un vacío que lo acecha desde lo profundo del corazón.

- Chupamedias, ¿qué son esos saludos a los compañeros en el segundo párrafo? –le dice todavía sonriendo, tratando de que no se le note la desazón.
- Jajaja… ¿Queda muy mal?
- No, no es eso, es que es muy tuyo el texto. ¿Lo redactaste sin seguir el modelo no?
- ¿Hay una plantilla modelo de renuncia?
- Jajaja… No importa ya. Sos vos, el texto sos vos. No lo edites, nunca te edites, seguí siendo vos.

Él sigue sonriendo mientras imprime el documento por triplicado, requisito de rigor a cumplir en estos casos. Antes de entregarle las copias lee por arriba una de ellas por última vez, le sigue causando gracia el párrafo central, en especial la parte de “la confianza que han tenido en mi para el desarrollo de las tareas a realizar”. Sonríe porque por más que ella lidie a diario con la frialdad del lenguaje del derecho –por cierto ella es estudiante de abogacía, cuarto año– aún podía notarse en la redacción de la nota su dificultad para manejar de forma natural dicho lenguaje, siempre tan prudente, estéril, serio, formal. Lenguaje de oficios y cartas documento, lenguaje de letra muerta de ley. Releyó nuevamente el segundo párrafo, “Definitivamente, eso es ella”, pensó, eso fue ella, alguien que llegó para romper con el rigor de las estructuras impuestas, para terminar con la automatizada rutina, para acabar con su soledad autoimpuesta, pero que a la vez logró llevarse en su raid de destrucción a su pobre corazón que por primera vez en mucho tiempo volvía a latir por alguien más.

17 Comentarios:

el dí­a martes, enero 23, 2007 11:26:00 a. m., Anonymous Magic dijo...

Me derrite que me guiñen un ojo. Siempre me pasó...

Linda historia :)
Beso

 
el dí­a miércoles, enero 24, 2007 7:57:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Magic: Gracias!

;)

Un beso.

 
el dí­a miércoles, enero 24, 2007 12:02:00 p. m., Blogger Adrianófanes dijo...

Es curiosa, a veces, la naturaleza del ser humano y su vínculo con la realidad que lo rodea. Pequeñas y cotidianas situaciones se tiñen de una connotación muy especial teniendo en cuenta las personas que participan en determinadas anécdotas.

Leía y pensaba cómo la risa, el cómplice mohín es un antídoto para enfrentar lo inevitable. El ser humano está lleno de pérdidas, de situaciones que dejan de ser, que mutan en otras realidades.

De todos modos, siempre que se pierde algo, también se gana. Sólo que, en ocasiones, uno cree que la ganancia es infinitamente inferior a la pérdida que sucede.

Y cuando digo pérdida, no estoy haciendo referencia a la desaparición, a la muerte...No, no...Pérdida es el cambio de una situación a otra. Aquello que ya no es lo que era, por más que sea parecido...Digamos...La pérdida de "lo mismo", de la constante...

Ojalá que esa renuncia sea solamente en el campo del trabajo...

Un abrazo, Juan...Que estés bien.

 
el dí­a miércoles, enero 24, 2007 1:30:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Adrián: La pérdida interpretada como una crisis es siempre sinónimo de oportunidad según un viejo adagio chino. De hecho "crisis" y "oportunidad" se suelen representar con el mismo idiograma en el idioma mandarín.

La renuncia es en el campo laboral, sólo que hay que adornar la historia para transmitir algo interesante y que "pegue" en los lectores. Si el relato se lee verosimil y llega produciendo "algo" en el que lo lee (identificación) mi misión está cumplida!

Salutes

 
el dí­a jueves, enero 25, 2007 9:10:00 a. m., Blogger SkinHead dijo...

A la mierd* cojones.....y si uno a veces explota....yo lo canalozo en el deporte...asi estoy!!!!! jajajaj
saludos

 
el dí­a jueves, enero 25, 2007 5:10:00 p. m., Anonymous Adriana dijo...

HOla!!! me enternece leer el relato y aún más los comentarios que se intercambian. Son unos dulces!!!chicos...y que la renuncia sea solo eso "una renuncia" sin más connotaciones que las que ponemos los lectores con fantasía . Cariños!!!

 
el dí­a jueves, enero 25, 2007 8:33:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Dardo: Entrene amigo, entrene. ¡Nos vemos pronto amigo!

Adriana: ¡Gracias! Por lo demás: ¡Nada es tan grave como parece!

Salutes gente...

 
el dí­a sábado, enero 27, 2007 12:15:00 p. m., Blogger malevolia dijo...

No es justo. Nada en esta vida lo es. No están las cosas donde debieran.Los momentos a veces si. Pero ya no sirven los momentos en los recuerdos que vivimos de corazones a medias por culpa del tiempo.

No es justo, es que me apena que tenga que ser así.

 
el dí­a sábado, enero 27, 2007 2:36:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Hola Juanba y gente de acá:

Me encantó el relato.
Otro "encadenamiento" de Maya, jejeeeee.
Muy cierto lo que dijo Adrianófanes, porque en realidad se trata de vivenciar las pérdidas como cambios, más que como carencias (y sigo en Maya y su poder ilusorio, jajaaaaaaaaaa ). Ya lo hemos hablado, que transitamos de apego en apego, de deseo en deseo, hasta que "click"... por ahí se hace la Luz.
Y siempre oportuno recordar el adagio chino ancestral: "CRISIS significa OPORTUNIDAD".

Aplausos, Juanba!! Excelente producción literaria .

Nos vemos cualquier día por allá.

No-Nirvana

 
el dí­a sábado, enero 27, 2007 4:34:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Carol: Dicen que lo que sucede conviene. A veces es difícil medir qué es justo y qué no lo es, éste relato como la vida misma es una sucesión de acontecimientos. Sólo ocurrieron así. Igualmente te entiendo y sé lo que significa todo esto para vos. Un beso!

No-Nirvana: Gracias por las palabras! Nos vemos.

Salutes gente!

 
el dí­a martes, enero 30, 2007 11:02:00 a. m., Blogger Principito dijo...

Impactante y profundísimo, como siempre.
Pensaba en los contrastes que se generan en esos casos. Por un lado la frialdad del ambiente (mobiliario, papeles, formularios y formalismos) y por otro el colorido de las sensaciones que nos llenan el alma como el Amor. Contraste muy bien pincelado en tu relato por cierto.

Gracias Juanba por regalarnos estos preciosos textos.

 
el dí­a miércoles, enero 31, 2007 3:15:00 p. m., Blogger Luces y sombras dijo...

Me ha encantado tu relato. Qué triste que ella se marchara, pero bueno...quizá fuera lo mejor.
Besos muchos :D

 
el dí­a viernes, febrero 02, 2007 1:47:00 a. m., Blogger Adrianófanes dijo...

Y un día se produjo la renuncia...Pensar que a veces, en la vida, es mucho más doloroso el antes que el después.

 
el dí­a sábado, marzo 03, 2007 10:20:00 p. m., Blogger Adrianófanes dijo...

¿Se fue al final?

 
el dí­a domingo, marzo 04, 2007 2:20:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Principito: De nada y gracias por tus palabras, me alegra que lleguen y transmitan.

Marta: Gracias. No sé si fue para mejor o peor, sólo ocurrió y eso está bien. Todo pasa por algo.

Adrián: Se fue en busca de otros rumbos, pero cómo son las cosas, que todavía me la sigo encontrando en todos lados...

Salutes gente, y gracias por pasar!

 
el dí­a viernes, diciembre 21, 2007 12:39:00 p. m., Blogger Gonzalo dijo...

el blog tiene 3 años y entre ayer por primera vez, ... imposible leer toda esa info...

imposible escribir en el blog propio si tengo que andar entrando en levels que estan cerrados hace rato.

pero si quieren unas lineas al estilo dardo / juan, (mas estilo juan que dardo) les paso:

"... pasar de 21 a 42 km, significa: que progresé y ahora puedo recorrer distancias más largas, o que ahora tengo que hacer el doble de esfuerzo para obtener lo mismo que antes ? ..."

 
el dí­a viernes, diciembre 21, 2007 9:58:00 p. m., Blogger juanba dijo...

¡42 km! ¡Y yo que no llego a 3 y me doy por satisfecho! jajaja! :D

Salutes

p.d.: Los levels siempre pueden volver a abrirse con las llaves indicadas.

 

Publicar un comentario

<< Inicio