miércoles, febrero 28, 2007

Febrero

Mirando sin ver a través de la pequeña ventana descubrió los primeros rayos del alba resplandeciendo sobre las turbias aguas del Ganges. A pesar de lo temprano de la hora una procesión fúnebre ofrendaba al río el cadáver del que en vida parecía haber sido un simple hombre más de esta ciudad. Ni una lágrima entre la concurrencia, por el contrario, se asomaban sonrisas por sobre los rostros de los presentes mientras desfilaban respetuosamente para saludar a la familia del difunto. Al ver lo maravilloso de aquella escena no pudo más que pensar en lo realmente claro que esta gente tenía el sentido de la vida y, por lo mismo, el significado verdadero de la muerte como parte de ella.

Por un momento quitó su vista de la ventana y miró distraídamente la fecha en el calendario colgado en la pared del fondo de la pequeña habitación. Fue entonces que de repente cayó en cuenta del mes en que estaba viviendo y junto con ese darse cuenta lo asaltaron los recuerdos sobre ese mismo día pero del año anterior. Aquello que Febrero supo traer a la vida en su primer día, aquel amor que lo marcaría para siempre por el resto de su vida. Ella, en la otra punta del mundo, vaya uno a saber qué estaría haciendo por esos momentos, qué sería de su vida. Hacía un año ya de esa última noche que, de vuelta en Argentina, estuvieron juntos abrazados en su cama, un día antes que ella partiera para su ciudad.

- Te quiero -le dijo él mientras le daba un beso en la frente.
- Yo también -contestó ella con los ojos cerrados, muy pegada a él.
- Pero yo más de lo que te puedas imaginar...

Ella siguió sin abrir los ojos aunque esbozó una leve sonrisa al escuchar estas últimas palabras suyas.

Aquella noche la música los envolvió hasta que se quedaron dormidos. El aire, particularmente frío para ser Febrero, los hizo acurrucarse el uno contra el otro bajo las sábanas hasta fundirse ya en sueños en un sólo ser.

Antes de que lo atacara la melancolía, y junto con ésta las ganas de llorar, se recordó a si mismo que en ese primer día de Febrero en India no habría lágrimas. Sí, tal vez nunca más la volviera a ver, y eso sería en cierto sentido similar a lo ocurrido con la muerte de aquel hombre y lo que ello significaba para sus seres amados, porque viéndolo desde el lado real, el no volver a verla no simbolizaba para nada algo malo, sino que por el contrario, significaba que ella viviría por siempre dentro de él.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Hoy, último día de éste mes, un relato inspirado en el primer día de Febrero.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

19 Comentarios:

el dí­a jueves, marzo 01, 2007 9:29:00 p. m., Blogger malevolia dijo...

No sé, no sé que decir sobre este. Es que me has echo pensar y cuando analizo situaciones acontecidas tiempo atrás me replanteo cada cosa. Quizás sea positivo que esta historia retrate parte de esta vida sin querer. Me he sentido muy identificada con cada palabra y eso hace entristecerme.
Muy bueno, muy hermoso y sobretodo muy muy sentido.

Un abrazo tío weno de pelo corto.
:)

 
el dí­a viernes, marzo 02, 2007 1:07:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Carol: Me alegra que te haya llegado, y está bien eso que no siempre tengas qué decir sobre cada escrito.

Ya no me alegra tanto el hecho de que te entristezcas, pero bueno, si llegó y removió recuerdos por algo debe ser.

Un abrazo tía wena de larga y oscura cabellera.

:)

 
el dí­a lunes, marzo 05, 2007 10:48:00 p. m., Blogger Caro dijo...

Juanba: este verano leí un libro muy muy interesante que me venía recomendando por meses la musico-terapeuta de Nata - El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl. Hay algo en tu historia que me recuerda a lo que finalmente saqué del libro,y es probablemente el hecho que el verdadero sentido del amor, no depende del objeto amado,trasciende el sentido físico. Probablemnte es algo simple que todos sabemos pero que a veces olvidamos...no se...
Es tarde y estoy cansada.

Perdón si me posesiono en psico-loca zen.

Me encantó tu relato.
Besos,
C.

 
el dí­a lunes, marzo 05, 2007 11:58:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Caro: Más que acertado tu comentario, todo amor incondicional jamás dependerá de poseer, tener al lado o sentirse dueño del objeto de ese amor, porque el verdadero amor, es precisamente incondicional, ergo es libre y trasciende cualquier emoción o estado físico.

Creo que, como vos decís, a veces olvidamos este principio más de lo que lo recordamos.

Besos!

 
el dí­a jueves, marzo 08, 2007 12:19:00 a. m., Blogger Caro dijo...

Estaba pensando...vos crees que se puede amar incondicionalmente varias veces en la vida y a varias personas en distintos o mismos tiempos?

Ya se...mirá las preguntas con que vengo...parezco los niños que vienen con esas preguntas que te dejan la mente en blanco por un ratito.

...Es estoy tratando de resolver estos cuestionamientos antes de volver a trabajar...no quiero que me quede nada en el tintero antes de volver a convertirme en una incurable trabajólica...;)

Besitos
Caro

 
el dí­a jueves, marzo 08, 2007 9:01:00 a. m., Blogger Luces y sombras dijo...

Que relato más lindo!! Tristón pero precioso. Me ha encantado :)

 
el dí­a jueves, marzo 08, 2007 10:08:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Caro: El ideal que predicaban los grandes "iluminados" era precisamente el amor incondicional hacia todos los seres vivos, extendiendo el sentimiento más allá de las personas.

Éste amor debería ser atemporal y perdurable bajo cualquier circunstancia, más allá de un posible odio, desprecio o no correspondencia por parte del ser amado; después de todo la palabrita "incondicional" significa precisamente eso: bajo cualquier circunstancia, también dota al sentimiento del concepto de "libertad absoluta", un amor realmente libre, sin condicionamientos, sin esa necesidad de "poseer" o sentirse dueño del ser amado.

En cuanto al amor incondicional hombre-mujer, que creo que es al que te referís, puede existir hacia más de una persona, al mismo o en diferentes tiempos, eso por lo menos lo que me pasa a mi con algunas personitas :)

Besos!

Marta: Más que tristón yo diría que el relato tiene un cierto dejo de melancolía. Me alegro que te haya gustado, gracias por pasar!

Salutes

 
el dí­a sábado, marzo 10, 2007 1:01:00 a. m., Blogger Caro dijo...

...Hmmmm...

Creo que amo a muchos incondicionalmente, a mis hijos primero y principalmente.

Con respecto al amor hombre-mujer ( y cualquier otra combinación posible)es verdad.Se puede amar a muchos, en mismos o diferentes tiempos... Aunque hay algo en mi que se rebela a aceptarlo por cierto.

Quisiera creer que el amor al estilo Hollywood también es iluminado, pero ya se que no...ya se-ya se.

Te acordás que una vez te conté de esos viejitos que caminaban todos los días a las cuatro de la tarde por la playa en playa Brava, en Punta del Este? Ella con su peluca que no se le movía un pelo, él con la radio de los 50s bajo el brazo? Pero que todos los días pasaban caminando despacito, tomados de la mano?

Ese tipo de amor quiero yo.

Debe haber algo de iluminación en eso también...qué pensás?

No se, llueve, estoy muy resfriada y con algo de fiebre. Si estoy divagando un poco es producto de este estado calamitoso en que me encuentro. Juro que todo lo que tomé fue agua mineral y aspirina C.
Besos,
C.
P/D: Leé en mi blog las buenas noticias que tengo. Besitos!

 
el dí­a sábado, marzo 10, 2007 12:49:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Caro: Las relaciones amorosas hoy por hoy son cada vez más debiles y más utilitaristas. Poco hay de amor "incondicional" en ellas, para justificar esto sólo habría que tomar el número de separaciones de hecho y divorcios que se ven día a día, o el número de gente que sigue junta porque sí, por costumbre, por inercia, por hipocresía, por conveniencia.

Cada día que pasa, y será por la vida moderna y por cómo está la humanidad de perdida en su mundo de ilusiones y falsos ideales, que lograr ese objetivo de permanecer con alguien por el resto de nuestras vidas (y amar a la persona como el primer día) se hace muy difícil, demasiado complicado.

Ahora paso por tu blog y te leo...

Un beso!

 
el dí­a sábado, marzo 10, 2007 5:11:00 p. m., Blogger Caro dijo...

Ya lo se, pero igual, quiero pensar que el amor para toda la vida sí existe. Y que el amor para todas las vidas también.
:)
Se entiende algo?

 
el dí­a sábado, marzo 10, 2007 7:02:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Caro: Claro que te entiendo, si yo soy un soñador perdido que cree en lo mismo, lo único que expongo es que, primero hace falta dar con el alma gemela justa, segundo que todo permanezca en amor incondicional hasta el fin, cosa tanto más o igual de difícil que la primera.

Pequeños dos detalles ah?

:)

 
el dí­a domingo, marzo 11, 2007 8:57:00 p. m., Blogger Caro dijo...

Y si hubiera más de un anam cara en esta vida...y si las almas gemelas fueran muchas almas gemelas...

Qué quilombo! Pero lo he leído, eh! lo he leído.

Creo que voy a tratar de no racionalizarlo tanto. :)
Deseame suerte;)
Besitos
C.

 
el dí­a sábado, marzo 24, 2007 8:19:00 p. m., Blogger Elka María dijo...

Me llevó a pensar en donde el amor es realmente eterno. En las sensaciones, en los recuerdos, En la mente. Todas ellas intocables ante el tiempo.

Saluditos juanba. :)

 
el dí­a domingo, marzo 25, 2007 12:07:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Elka: En la mente tal vez quede grabado de forma distorsionada, o como lo queremos recordar, en el corazón ya de forma pura y real.

Salutes

 
el dí­a lunes, marzo 26, 2007 9:42:00 p. m., Blogger Elka María dijo...

claro, Juanba, lo que pasa es que más "científica" tipico del que pasa 24 horas en esto, yo hablo del corazón sinonimo de mente, por lo que conozco. Pero realmente es el alma, el corazón.

La "zoquetada" como diría mi abuela de hablar como médico aunque esté buscando desaparecerme..

Jijijiji
Saluditos.

 
el dí­a martes, marzo 27, 2007 7:15:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Y sí, a veces la mente trata de intelectualizar al amor.

Por cierto, tengo una tía abuela de 93 años que a veces me trata de "zoquete", claro, cuando hago alguna "zoquetada". Término de viejos eh? :D

Salutes

 
el dí­a martes, marzo 27, 2007 7:20:00 p. m., Blogger Elka María dijo...

Pos es algo comun en dos paises dístintos, exactamente mi tía abuela de 97 años este año cumple 98 (y gano)...es la que me dice asi jejejej }

saluditos.

 
el dí­a jueves, marzo 29, 2007 12:06:00 a. m., Blogger Adrianófanes dijo...

¡Gloria al Gran Nisagardatta que si viviera estuviera contemplando esto!

El amor...Recuerdo una vez (o varias) en la que me decías que cuando existía ese sentimiento, las distancias no se sucedían.

Y hablando de suceder, también recuerdo otra de tus ideas: lo que sucede, conviene.

Hay un vacío pero también una certeza: el amor tomado ya no desde la conexión cotidiana y empírica, por decirlo de algún modo, sino como un poderoso sentimiento que está más allá de los seres humanos vivos.

El río...Me hace acordar también a esa frase que estaba en la parte superior de post, ésa que dice que de las montañas baja el agua y abajo los peces lloran y esa agua son sus lágrimas.

...Estoy demasiado "link" hoy, je...Saludos.

 
el dí­a jueves, marzo 29, 2007 9:06:00 a. m., Blogger juanba dijo...

Adrián: Está bien, después de todo: "Todo tiene que ver con todo", ¿no?

:)

Salutes

 

Publicar un comentario

<< Inicio