sábado, octubre 09, 2004

Deux machina

Maya: ¿Por qué le pusiste al blog ese nombre?
d.m.: Es un nick que usé siempre en ICQ y me gusta lo que representa.
Maya: ¿Y qué representa?
d.m.: Es complicado, es una interpretación mía en particular sobre algo, es difícil de definirlo con palabras.
Maya: ¿Por qué?
d.m.: En realidad el nombre surge de deux ex machina, yo sólo uso deux machina. El blog quedó como deuxmachine porque el sistema no me permitió usar deuxmachina, hasta hoy no sé por qué... Porque el nombre deuxmachina no estaba registrado al momento de crear mi blog.
Maya: Extraño...
d.m.: Sí, es extraño.
d.m.: Bueno te sigo explicando, la frase original deux ex machina es en latín y se usa en representaciones de teatro cuando por medio de una maqueta mecánica, una máquina, se pretende transmitir la idea de Dios actuando o expresándose en el escenario, ya sea que la máquina echara humo, prendiese luces, soplara aire, etc. En fin, cosas como para representar algunos medios con los que Dios se puede expresar ante los actores en el escenario.
Maya: Qué interesante, no sabía de dónde venía la frase...
d.m.: Lo cual me llevó luego a la idea de la expresión de la voluntad de Dios a través nuestro, a través de algunos de nuestros pensamientos que en realidad surgen inspirados en Él, a través de nuestra creatividad en esos momentos en los cuales no pensamos racionalmente y sólo nos dejamos fluir para crear; eso es lo que siento yo al escribir, por ejemplo.
d.m.: Me gusta pensar que el dejarme fluir escribiendo sin pensar es en realidad establecer el contacto y expresar la voluntad de Dios de alguna forma extraña a través de ello. La máquina, en mi caso las computadoras, son el medio y canal para crear y trasmitir eso. De ahí el juego de palabras, deuxmachine.
Maya: Ahora entiendo a qué apuntas.
d.m.: Maya sabés muy bien que en mi vida hoy por hoy casi todo termina en una máquina. Sea para expresarme, para comunicarme, para crear, para estudiar, para trabajar y cambiar las cosas en éste escenario en el que me tocó vivir...
d.m.: Pensar que casi todos mis pensamientos, productos y cosas que surgen de mi potencial creativo, sea trabajando, escribiendo, haciendo música, terminan siempre codificados en ceros y unos... Residiendo en máquinas, servidores, sistemas, archivos de sonido, archivos de texto, posts para el blog...
Maya: ¡Es verdad!
d.m.: Es algo loco si te lo ponés a pensar detenidamente. Soy la contracara actual de las personas de antes, para ellas toda su creación era algo tangible no virtual... Y por otro lado también tenés gente hoy por hoy que nunca siquiera han tocado una máquina... Qué contrastes...
Maya: Qué ideas, diría yo, por Dios... -escribe Maya plasmando un :-) en el cuadro de diálogo.
d.m.: jaja... Veo que ahora sos vos la que usa frases con sentido del humor, estás aprendiendo.
d.m.: Pero volviendo al tema, y ahora en serio, te dije que era difícil de expresar con palabras éstos conceptos que tengo. Más que difíciles de expresar supongo que son más difíciles aún de entender primero para alguien que no cree en Dios y segundo para alguien que no conoce a las máquinas.
Maya: ¿Qué es Dios para vos?
d.m.: Uhh... Maya, qué pregunta... Es un asunto complejo. Eso da para otra charla más adelante.

(Y porqué no, para otro post)